Y de nuevo… El Silencio. 7


Las Navidades llegan a su final y por tanto, todo vuelve a la normalidad.
Se acaban los días “slow”, en familia. Retomamos rutinas, horarios, y nuestra propia entidad
Al levantarme esta mañana, he vuelto a mi café en soledad
Tras dejar a las niñas en el cole, volver a mis rutinas, he vuelto a casa… Y el silencio me ha acogido… Me he hecho un café, y he escuchado nada.
Y no, no he echado de menos las risas, ni los gritos, ni los juegos, ni el desorden, ni el: no saques más juguetes, no rompas papelitos, ni el aléjate de la tele, ni sentaros un ratito en el sofá a descansar….
Con ello no quiero decir que no haya disfrutado de las niñas estas Navidades, lo hemos pasado en grande, hemos hecho miles de planes en familia… Pero necesitaba esta normalidad…Reencontrarme conmigo misma. Volver a sentirme como una persona individual, y no perteneciente a ningún grupo familiar ni social.
Me he reencontrado, he vuelto a conectar conmigo misma, con mis sueños, planes e ilusiones.
Qué necesario es poder sentarnos un rato, y poder reestablecer la comunicación interior. Hacer balance.
Empiezo el año con las pilas recargadas y prometo dar mucha guerra. 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

7 ideas sobre “Y de nuevo… El Silencio.