La verdad de La Alcoba de Blanca 36


Mucho se lee últimamente por estos lugares sobre las vidas perfectas de las bloggers y las instagramers. Cocinas de ensueños, viajes, conocer los mejores restaurantes, ver las nuevas colecciones de primera mano.
Tus conocidos, que no amigos, envidian tu vida “pinterest”. Pero no es oro todo lo que reluce. Ya nos lo contaba Lucía Be.

Por otro lado, la gente cree que vives pegada al teléfono, retransmitiendo tu vida en vivo. Subiendo fotos de mi día, o del de mis hijas.

Pero la realidad es otra. Desde luego, que tengo la suerte de acudir a muchos eventos muy interesantes, y de poder ver muchas cosas en primicia, pero es fruto de un trabajo de casi 5 años.

Ir a una inauguración es un trabajo, arreglarte para salir a las 19 de la tarde de casa, dejando a las niñas casi arregladas, y con instrucciones precisas de la cena, muchas veces es un esfuerzo que tengo que hacer. Cuando voy intento disfrutar al máximo, pero además tomo nota de lo que más me ha gustado, busco el encuadre perfecto para subir la foto, pregunto sobre tejidos, precios y hago una investigación de campo. Además cuando llegas a casa, te preocupas de subir las fotos, de dar cobertura y de contestar a los mensajes de las mil y una cuestiones que te plantean las redes.

Me encantaría tener un despacho precioso en el que trabajar, pero muchas veces mis vistas son los colorines de las peques que “ocupan” mi mesa de trabajo.

Ser blogger es mucho más que sentarte a escribir un post sobre una marca. Es mucho más que los números o estadísticas de tus redes.

Conlleva un trabajo extra para saber cómo enfocar un post, pensar en si le va a gustar o no a tus lectores. Hay temas que, en un primer momento, piensas que va a interesar, y luego no sabes por qué razón no funciona, y en cambio, a hay otras veces que el post más simple, se comparte muchísimo más.

Pero sin lugar a dudas, este mundo me da muchas satisfacciones,  me ha permitido conocer a gente muy interesante, y que hoy en día son parte activa de mi vida.

Muchos piensan que esto es un mundo de víboras, a lo mejor es verdad, pero realmente yo no lo vivo así. Para mí es un mundo de compañerismo, en el que aunque tengas competencia, esa misma competencia me hace crecer, esforzarme por dar lo mejor de mí misma. Trabajarme mejor el contenido, las imágenes y la comunicación en Redes.

Me gusta compartir los posts que algunas de mis compañeras han elaborado con gran acierto, y que al leerlo me he sentido identificada y que sé que a todas las que estáis al otro lado, os puede ser muy útil.

El mundo 2.0 está para ayudarnos, para crear comunidad, todas somos madres y mujeres, todas tenemos inquietudes, y en esta red encontramos respuestas diversas a varios puntos de vista.

Yo en este momento, estoy en plena fase de introspección personal, de cambio profesional e inmersa en mil y una actividades con las peques. Cuando sé que os interesa lo comparto, no como una frivolización de mi vida, sino como un regalo que os puede ayudar.
No me gusta alardear de nada, me gusta mi mundo sencillo, mi día a día, mis manualidades, vestir a las niñas, a veces, de marcas bonitas, y otras del Carrefour.

Me gusta compartir mis alegrías, pero mis penas me las quedo para mí, o para los que están conmigo. Y no, no me quejo, la vida no siempre es perfecta, o por lo menos conmigo no lo es, pero intento ver el lado positivo, buscar siempre el sol, aunque se avecine tomenta, y mostraros esa parte “bonita” que es la que a mí me arranca una sonrisa.

Gracias por estar aquí apoyándome estos 5 años, en los que habéis visto crecer a Blanca, y nacer a Claudia. Donde habéis compartido mis alegrías y alguna de mis penas, mis quejas y mis risas. Donde os he contado las tendencias en moda, y los planes para poder hacer con los peques las tardes o los fines de semana.

Gracias por seguir aquí, semana tras semana… o a veces, día a día….

Gracias por todo…

En las próximas semanas, este blog va a vivir una revolución, voy a migrar de plataforma, voy a estrenar nueva imagen. Pero el contenido será el de siempre, La Alcoba de Blanca.

Y no os perdáis… Que después del puente de Diciembre tendremos mucho, pero que muchos sorteos…

Fotos: el Globo Rojo, Lucía Patata Fría, Propias


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

36 Comentarios en “La verdad de La Alcoba de Blanca