Hacen falta días Malos para darte cuenta de lo bonitos que son el resto 9


Hay veces que la vida se te paraliza y crees que todo tu mundo se desmorona. Y ocurre así, sin previo aviso y sin que seas el causante de la situación, y cuando sucede ya no hay marcha atrás, hay que afrontar las cosas como vienen y tirar adelante.
 
Me replanteo todas las situaciones, busco culpables, me culpo a mí misma, me autocompadezco, me cabreo, me deprimo, me entra ansiedad, sigo cabreada.
 
Me cambio el pelo (eso lo hago siempre que vivo una crisis de algún tipo), pierdo peso (no hay mal que por bien no venga), intento sentirme mejor conmigo misma (aunque ni yo misma me aguanto), no quiero oir los consejos de los demás, ni que nadie me pregunte cómo me encuentro, ni que me pregunten que cuándo voy a volver (que ni yo misma lo sé), ni que me digan que tengo que ser fuerte,… Y sigo cabreada…
 
Me dan miedo determinados encuentros, ¿¿¿miedo de qué???? Pues no lo sé, pero no soy capaz de afrontarlos.
 
¿Y qué es lo que me mantiene viva y con ganas de pelear? Mis hijas, mi marido y un pelín de orgullo que me queda.
 
Pero principalmente mis hijas: esas niñas que cada día me dan sus mejores sonrisas, sus besos más tiernos, y sus “te quiero”. Y me ayudan a levantarme cada día, dándome ánimos y no dejándome que me quede en la cama autocompadeciéndome…
 
Aún así, sigo cabreada, pero ese cabreo me ayuda también a no desmoronarme más…

 
 


Y con este mensaje de Mr. Wonderful, os dejo hasta la próxima entrada… No dejéis de entrar en su página web y su facebook, y su instagram,…. jijijiji….


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

9 Comentarios en “Hacen falta días Malos para darte cuenta de lo bonitos que son el resto

  • Pao Malanga

    Ay Majo!!! Es tan real… es cierto que hacen falta días malos para valorar los buenos que son muchos aunque a veces nos pareciera ahogarnos en un vaso de agua… las broncas y frustraciones nos ayudan a crecer… barajar y dar de nuevo… a darnos cuenta que somos humanas y por ende, imperfectas… y eso significa que estamos vivas porque pasamos por todos los sentimientos y sensaciones… y cuando todo parece desmoronarse levantamos la vista y vemos esos ojos inocentes llenos de amor y alegría y ahí caemos en la cuenta: "la puta que vale la pena estar vivo"…

    Un besazo che 😀

    • alcobadeblanca Autor

      Claro que sí! Son esos momentos los que nos hacen ver lo bueno de las cosas!! Y las que nos ayudan a tirar adelante.
      En mi caso, si no hubiera sido por ellas todo hubiera sido mucho más complicado. Y probablemente hubiera peleado más, a costa de mi salud mental.
      Así qué no me arrepiento nada.

      Un beso

  • La Morada de Nieves

    … Y QUE NUNCA SE OLVIDE ESO DEL ORGULLO!!! Porque tienes TANTO por lo que ir con la cabeza alta… Eres un astro de persona, una mujer admirable, te miren por donde te miren… NO LO OLVIDES!!
    Un besazo luminiscente…

    • alcobadeblanca Autor

      Gracias por tus palabras!!

      Hoy releyéndolo desde la distancia lo veo con otros ojos!
      No se cómo pude sacar humor en ese momento! Pero seguro que fue gracias a las peques!
      Que son las que ayudaron al día a día!!
      Un beso enorme

    • alcobadeblanca Autor

      Jajaja!! Así soy yo!!
      Una noria que sube y baja!
      Una montaña rusa con altibajos!
      El cabreo no fue de un día. Fueron 4 meses de cabreo y 2 más que siguieron a este día!
      Eso si, a partir de este día, empece a tirar hacia delante!!

      Un beso por tus palabras Bego

    • Lorena

      C’est exactement le commentaire que je voulais faire !On ne voit vraiment pas le rapport avec la préservation de l&vn712;e8#ironnement.Enfin ça a l’avantage de bien nous rappeler que ConsoGlobe n’est justement pas un site écolo mais avant tout un site marchand.

  • felizenbrazos

    Todas hemos tenido, tenemos y por desgracia, tendremos, días malos, de esos en los que no te apetece nada de nada. Pero como dices, gracias a ellos vemos lo geniales que son los demás.
    Que gracia, a mi nunca me ha dado por cortarme el pelo, más bien, me da por dejar de comer también.
    Me alegro que este día malo sea cosa del pasado.
    besazos