Di no a los menús basura en niños!!! 2


Últimamente, ando muy preocupada con la alimentación de las niñas. No quiero excesos de azúcares, evito todo tipo de fritos o comidas precocinadas. Ya os contaba en el post sobre Juan Llorca, que hay otros modos de alimentar a nuestros hijos.

Se acercan fechas navideñas, y viendo la posibilidad de celebrar la Nochevieja con amigos y los peques, no puedo sino que horrorizarme ante las propuestas de los menús infantiles. Mientras que para los padres, nos deleitan con riquísimos manjares, el de los niños se compone de: “calamares a la romana”, “croquetas”, “nuggets”, “hamburguesas con patatas fritas”, o “varitas de merluza”… Un gran menú: poco variado y desde luego nada nutritivo. Lo que viene siendo “fritanga” de toda la vida, y que desde luego yo me niego a darle a mis hijas.

Y vamos a ver, como todas, en un momento de necesidad, de prisas y de estrés, les he hecho unas salchichas de franckfurt, con patatas; pero realmente no deberíamos basar la alimentación de nuestros hijos en ese tipo de comida, y no es lo que yo quiero.

Tampoco vamos a engañarnos: muchos niños se horrorizan con la verdura, ¿pero habéis probado a darles la misma en tempura? A las mías les encanta. Y desde luego, donde se ponga una crema de calabacín, o de calabaza, con un poco de pan tostado que se quite cualquier otro producto precocinado.

Mientras son pequeños hacemos el esfuerzo de hacerles el cocido, las papillas de verdura, y cuando se incorporan totalmente al sólido, muchas veces pretendemos que sigan comiendo todo en solido, privándoles, por no discutir, porque estamos cansadas y por mil y un motivos varios de la verdura y de la fruta que tan necesarias son, no sólo para que puedan crecer sanos, sino para crearles unos hábitos alimentarios saludables.
Incorporar la racion de fruta y verdura fresca en las dietas de los pequeños debe ser una obligación para nosotros. 

Hace tiempo que sigo a las chicas de Mammaproof, y ellas llevan tiempo peleando por el manifiesto #FoodieKids. 

¿No sabes lo qué es?

“Revolucionar el Menú Infantil. Vamos a aficionar a los niños al buen comer.

Queremos despertar el interés de los niños por los productos de
temporada, de proximidad y/o ecológicos. Descubrir maneras de cocinar
que mantengan las propiedades nutritivas. Disfrutar de la diversidad de
sabores y texturas de los alimentos. La idea va mucho más allá de la
comida. Se trata de involucrar y conectar a las personas a través de un
lenguaje común a todos: el comer.


Os proponemos trabajar juntos para la construcción de una sociedad
más sana y sostenible. Empecemos con los menús infantiles: mejoremos su
calidad. Creemos posible educar a los niños para que sean adultos más
responsables con su propia salud y con la del medio ambiente.


Siempre que haya voluntad de cambiar las cosas, unas cuantas acciones
elementales ¡pueden producir cambios asombrosos! Nuestros hijos deben
saber que los vegetales no nacen en una bolsa de plástico con etiqueta
.
Hay una diferencia de calidad y de precio, entre lo cultivado al lado de
casa, y lo que fue recogido hace semanas y transportado desde lejos.
Entre todos, vamos a aficionar a los niños al buen comer.


Let’s #FoodieKids”

¿No os parece una idea genial?

En Barcelona y Madrid ya han apostado por ello. Así que Valencia, debe incluirse en el listado. Sí que hay locales con el sello “mamaproof”, pero vamos a generalizarlo. 

¿Quién se apunta a descubrir lugares donde nuestros hijos puedan comer de manera saludable? Y demos un paso más: explíquemosles que hay que ser responsables.

¿Me cuentas tus sitios favoritos para ir a comer con los niños?

  


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 Comentarios en “Di no a los menús basura en niños!!!

  • Tamara

    La verdad es algo que me preocupa mucho una buena alimentación para mi hijo, todavía es un bebé en breves comenzara con las papillas pero me gustaría que una vez pase a los solidos siga comiendo de forma saludable, a ver que tal lo llevamos 😉

  • mirari

    a mi hija le encanta la verdura, de hecho su plato preferido es salmôn con brôcili, pero de vez en cuando se come patatas fritas, tampoco hay que crear fobias porque si no puede revertirse. nosotros cuando vamos fuera a comer compartimos nuestro plato con ella asî estamos seguros de que comerà sanamente.