¿Cómo decorar con niños? Lo que no tuviste en cuenta


Decorar es una de las cosas que nos gustan a casi todas las mujeres. En nuestra vida decorativa hay dos momentos a tener en cuenta que son clave:

El primero cuando nos independizamos (nos compramos un piso o lo alquilamos), y el segundo cuando tenemos un hijo, o más bien, cuando este hijo empieza a tener su propia autonomía.

En la primera de las situaciones, no pensamos ni por un momento que muchos de esos muebles  tendrán una vida relativamente corta, en concreto, hasta que el canto de tu mesa de centro amenace la integridad física de tu retoño o la alfombra acabe relegada a un rincón definitivamente.

Es en ese momento y no antes cuando descubres, que en la vida de  toda persona, nunca, nunca se debería proceder a amueblar a una casa, sin antes pasar por una situación con niños.

Decorar con niños

Desde aquí propongo a todos los padres con hijos, que los presten a modo “banco de pruebas”, para que vuestros amigos, síiii..Esos descerebrados que creen que la mesa de cristal del salón le va a durar eternamente limpia, o que ese espejo que preside su recibidor, va a estar sin la marca de unas manos pequeñitas cubiertas de chocolate.

La elección de muebles  de entrada para tu hogar, puede ser motivo de conflicto. Imagínate decidiendo con tu pareja qué mueble es el major, seguro que en ningún momento te has planteado la seguridad del pequeño. Piensas en : dónde dejar las llaves o el correo.

Otro momento clave es la elección del cuarto del bebé. Hagas lo que hagas, fallarás. Si eliges una cuna normal, luego te arrepentirás y habrás querido tener una evolutiva-convertible. Si has elegido la convertible, ahora quieres tener otro hijo e igualmente tienes que comprar otra habitación para el mayor, ya que la cuna tiene un nuevo destinatario, por lo que no sabes qué hacer.

decorar con niños

Otro gran error es tu propio dormitorio:¿tuviste en cuenta que tenía que entrar la cuna? ¿Pensaste que era mejor comprar una de 1,80 o 2 metros porque hasta no sé qué años tus hijos van a ocupar parte de tu cama y así estáis más cómodos? ¿tu mesita de noche con sus cantos supone una amenaza?

Seguro que todas estas premisas ni se te pasaron por la cabeza, y te estoy viendo reírte mientras lees estos párrafos asintiendo con la cabeza.

Por no hablar de esos cuadros maravillosos que os recordaban a vuestros viajes. ¿Dónde están ahora? Tus paredes se han llenado de instantáneas de vuestros retoños, momentos inmortalizados para que no se olviden.

Y lo mejor, todas las muestras de sus manualidades que ahora pueblan vuestra nevera junto con el horario escolar y el de las extraescolares, que seguro que ni en tus más remotos sueños pensaste que serían tu “Picasso” favorito.

Finalmente, otro de los problemas principales, es cómo procurar además que todos los muebles se mantengan bien: lo surcos de las mesas, esos rodales que tanto cuestan de quitar, así como las diferencias de mantenimiento entre un sofá de cuero y uno de tela. Muchas veces no sabemos cómo tratar esos materiales. Os dejo unos consejos de la empresa Menamobel, a la hora de limpiar los muebles de diferentes materiales que podamos tener en nuestro hogar.

infografía cómo cuidar tus muebles

 

¿Qué me dices? Si volvieras a decorar tu casa, ¿lo harías de la misma manera?

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *